Usurpación de identidad en Internet

Usurpación de identidad en Internet

USURPACION DE IDENTIDAD EN INTERNET

foto procedente youtoart.com

foto procedente youtoart.com

¿Os habéis planteado alguna vez la desagradable sorpresa que nos llevaríamos en caso de descubrir que alguien ha creado un perfil en facebook o twitter , con nuestro nombre y apellidos? Podría haber  subido incluso una foto nuestra y podría  estar utilizando ese perfil haciéndose pasar por nosotros, subiendo fotos como si lo hubiéramos hecho nosotros, publicando opiniones o tuits como si fueran nuestros. También podría ocurrir que asistiéramos atónitos a que alguien está manejando nuestro propio muro de facebook, impidiéndonos incluso el acceso a nuestra cuenta porque se ha apoderado de ella, publicando contenido, o ver como nuestro timeline  de twitter se llena de tuits que nunca hemos redactado. Estaríamos ante lo que legalmente se conoce como usurpación de identidad en internet  y que en nuestro Código Penal se reconduce al delito del art. 401 de usurpación de estado civil. Y en el segundo de los supuestos, además se habrían cometido otros delitos de los que trataremos en otro post, mediante el robo de contraseñas o acceso a la fuerza a  sistemas informáticos.

El problema además es que en el 99% de los casos las intenciones del usurpador o suplantador no son nada, pero que nada amistosas, sino todo lo contrario, dedicándose a utilizar el perfil o la cuenta de la persona suplantada para insultar, calumniar, amenazar a otros, o cometer estafas o fraudes informáticos. También para subir fotos o contenido comprometedor que puede arruinar la reputación de quien es víctima de esta usurpación. Además de poder ponerla en una situación muy comprometida legalmente, en tanto  no se compruebe y demuestre que el perfil desde el que se cometieron actividades que pueden ser delictivas no es el suyo propio sino que ha sido usurpado o suplantado por otra persona.

Quiero poneros un par de ejemplos de los que me he encontrado en foros o comentarios a post sobre este tema, de gente desesperada víctimas de este delito:

Una madre consultaba qué podía hacer para parar el acoso del que estaba siendo víctima su hijo menor al que un compañero había suplantado en su cuenta de tuenti dedicándose a usarla para enviar comentarios muy fuertes y desagradables a otros compañeros. Temía que fuera objeto de represalias por parte de los niños a los que supuestamente atacaba.

Una chica consultaba porque alguien estaba suplantándola en el mesenger, usando fotos de ella trucándolas para que apareciera desnuda y enviando a hombres proposiciones y mensajes de contenido sexual.

¿Qué podemos hacer si nos encontrásemos en una situación así?

  • Pues en primer lugar, denunciar ante la Red Social en la que se haya producido la suplantación. Todas tienen mecanismos para reportar por ejemplo para facebook consultar este enlace, y para twitter este otro.
  • Además y si la red social no actúa y/o consideramos que la conducta es merecedora de reproche penal, podemos denunciar ante Policía Nacional o Autonómica o Guardia Civil. Pero hemos de tener en cuenta de que sólo tendrán posibilidad de obtener una sentencia favorable, con pena que puede oscilar entre los seis meses a tres años de prisión, aquellas conductas graves en las que el suplantador o usurpador haya usado no sólo nuestro nombre y apellidos e incluso foto para el perfil, sino que además haya actuado como si fuésemos nosotros, usando nuestros derechos, es decir, haya publicado fotos, vertido opiniones, compartido contenido haciéndose pasar claramente por nosotros.
  • Tenemos también la vía administrativa consistente en formular una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos porque el hecho de que una persona utilice nuestros datos constituye un tratamiento de datos no consentido, que es considerado infracción grave por el art. 43 de la LOPD.
  • Y en el caso de que con la suplantación de nuestro perfil lo que haya hecho el suplantador sea una vulneración de nuestro derecho a la propia imagen a nuestro honor e intimidad podríamos intentar la vía civil solicitando una indemnización por daños y perjuicios amparándonos en la Ley Orgánica 1/1982 de protección civil del derecho al honor a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

En todos los casos y para poder contar con una prueba de los actos y acciones mediante los que se ha materializado la usurpación o robo de perfil, es muy aconsejable hacer pantallazos, imprimirlos y levantar acta notarial antes de que se retiren los contenidos.

En definitiva, hay que saber y sobre todo, tienen que saberlo los menores, siempre más vulnerables e inseguros, que no podemos tolerar este tipo de abusos y conductas. Que tenemos que actuar de inmediato denunciando por todos los cauces. Desgraciadamente no podemos evitar que los delincuentes campen por internet, pero no debemos ser cómplices del mayor de los alicientes que para ellos tiene el usar la red para sus fechorías, la sensación de impunidad.