Storify: relata historias sociales con un toque periodístico

Storify: relata historias sociales con un toque periodístico

Storify: relata historias sociales con un toque periodístico

Información y contenidos online se multiplican y crecen de manera exponencial por webs, blogs y redes sociales. Imposible absorber tal cantidad de información y si optamos por el almacenamiento masivo de información, a pesar de contar con una gran cantidad de herramientas y aplicaciones que lo permiten, podemos caer en el llamado “síndrome de Diógenes de la información que no es más que la sobreabundante información que guardamos para consumir en no se sabe muy bien qué momento, según el experto en productividad personal Javier Cantos. En ocasiones queremos guardar la información de un evento o de un acontecimiento especial o hacer curación de contenidos sobre un tema que nos apasiona, pero como los contenidos están cada vez más dispersos por las redes sociales, hacerlo nos parece todo un mundo. Pero con Storify esta tarea se simplifica porque permite filtrar, elaborar, archivar y compartir historias con gran facilidad.

Storify se abrió al público en abril de 2011 y se define como una red social ya que contempla la interacción y la parte social entre los usuarios pero es sobre todo una potente herramienta de curación de contenidos que permite filtrar la información según nuestras necesidades para elaborar un documento con cierto toque periodístico. Grandes medios de comunicación han integrado Storify para relatar acontecimientos tan importantes como la revolución egipcia o el tsunami de Japón o incluso para realizar el seguimiento de noticias con un toque mucho más social. Lo bueno de esta herramienta es que cualquier persona que sienta la necesidad de comunicar algo de forma estructurada y sencilla puede usarla ya que además de ser gratuita cuenta con una interfaz muy sencilla e intuitiva que lleva a que su curva de aprendizaje sea muy rápida.

En este artículo voy indicarte los pasos básicos para comenzar a usarla y al final un ejemplo práctico para que veas la utilidad que le puedes dar a Storify.

Abrir una cuenta en Storify y diseño del perfil

Para abrir una cuenta en Storify tan solo hay que registrarse en la web https://storify.com y puedes hacerlo conectando con tu cuenta de Twitter, Facebook o a través de un correo electrónico. Hasta la fecha los únicos idiomas disponibles son inglés y francés aunque está previsto que próximamente incorpore también castellano.

Al igual que ocurre en el resto de redes sociales, Storify permite la personalización de la cuenta con tu nombre, biografía, localización y web y en el apartado categoría deberás describir tu cuenta seleccionando entre: noticias, universidades, conferencias, gobierno, ONGs y marcas. No puedes subir una foto para tu perfil sino que tiene que estar vinculada a tu perfil de Twitter, Facebook o Gravatar y también permite adaptar el diseño de la cabecera si enlazas con una url de una imagen que esté publicada, que la ajustará a un tamaño de 958×200 pixeles.

Storify_SocialMediaProject

Todo esto lo podrás hacer desde el apartado ‘Setting’ → ‘Profile’ que aparece en el menú desplegable que se habilita en la parte superior derecha de tu cuenta y el resultado será un diseño de tu cuenta de Storify similar al de la imagen. También deberás configurar el apartado ‘Connections’ para conectar con tus perfiles de Facebook, Twitter, Google, Instagram o Foursquare y de esta forma Storify tendrá permiso para realizar búsquedas de contenidos desde tu perfil en estas redes sociales.

Como no hay que perder de vista que Storify es una red social además de una red de contenidos, justo en la parte inferior derecha de la imagen de cabecera, aparece el apartado destinado al recuento de historias publicadas, seguidores que son aquellas personas que siguen tus historias en Storify con la ventaja de que les llegará un correo electrónico automáticamente con cada nueva publicación que hagas y los seguidos, aquellas cuentas que sigues para conocer sus historias. Como ves algo casi calcado al marcador de Twitter, cambiando el número de tuits por historias.

Primeros pasos con Storify

Una vez que hayas adaptado el diseño de tu perfil, estará todo listo para que comiences a elaborar una historia en Storify. Para ello no tienes nada más que pulsar el botón ‘Create Story’ que aparece en la parte superior de tu cuenta. ¡Así de sencillo!

Se te desplegará un muro de trabajo donde añadirás aquellos contenidos que quieras que figuren en tu historia y le podrás poner un título, una entradilla y tantas anotaciones como quieras. En la parte superior derecha aparecerá lo que yo llamo “panel de trabajo”. Aunque por defecto aparecen las redes sociales más comunes, es recomendable que lo configures a tu gusto con aquellas aplicaciones que más vas a usar a la hora de buscar contenido para tus historias y así te resultará más cómodo acceder a los contenidos.

Storify te permite extraer contenido directamente de: Storify, Twitter, Facebook, Google+, YouTube, Flickr, Instagram, Google, App.net, Breaking News, Chute, Giphy, SoundCloud, Gil, Zemanta, Disqus, GetGlue, StockTwits, Tumblr, RSS o directamente insertando una url en lo que podríamos llamar un buscador general.

 Storify_2_SocialMediaProject

Esta plataforma funciona arrastrando bloques de derecha a izquierda. ¡Así de fácil! Tú solo debes elegir la fuente que vas a usar para buscar contenido, pongamos por ejemplo Twitter, e indicar aquello que te interesa, en este caso una palabra, usuario, menciones o hashtag y en unos segundos te aparecerá un listado con los últimos contenidos publicados relativos a tu búsqueda. En el caso de Twitter los muestra de veinte en veinte pero puedes ir añadiendo más y una vez que aparece aquel contenido que te interesa debes  seleccionarlo y deslizarlo hacia la parte izquierda o darle a añadir todo si se trata de una búsqueda más extensa. Y quien dice Twiter dice YouTube, Instagram, Facebook, Flickr, Tumblr… ¡Así de simple! En tan solo unos clics estarás llenando tu historia con los contenidos seleccionados y filtrados que más te interesen.

Cada contenido que añadas podrás moverlo de posición arriba y abajo tantas veces quieras o incluso borrarlo y así al final de una forma ordenada y sin preocuparte por mencionar a la fuente, ya que cada selección que hagas va identificada por el autor de la misma, estarás haciendo una selección de contenidos respetando los derechos de autoría y tendrás una historia para publicar y compartir con un formato periodístico.  Cuando lo tengas acabado tan solo tendrás que darle al botón ‘Publish‘ y desde ahí mismo podrás compartir tu nueva creación con las personas que aparecen en ella de forma automática.

Una de las ventajas que ofrece Storify es que una vez publicadas podrás actualizar tantas veces quieras tus historias con nuevos contenidos conservando la misma url y las interacciones que hayas tenido (vistas, likes y comentarios), de forma que tus historias tendrán una vida continuada en el tiempo y puedes embeber la historia en una web o blog de forma que tus contenidos tengan más visibilidad desde la pestaña ‘Distribute‘, Storify ofrece tres estilos diferentes para mostrarlo: Default que es tal y como se se muestra en este artículo, en formato Slideshow o Grid, eso ya a tu gusto y desde este panel nuevamente te ofrece la posibilidad de compartir el contenido o de notificar a las personas que aparecen en tu historia.

Storify_3_SocialMediaProject

Para que veas el sentido práctico que puedes darle a Storify, he creado una nueva historia para recoger la charla “Negocios en la era digital” impartida por Fernando de la Rosa de la escuela de negocios digitales Foxize School hace unos días. El evento contó con el hashtag #soydigital de tal forma que he realizado un filtrado mediante esa etiqueta para elaborar un resumen sobre lo que dio de sí en Twitter esta interesante conferencia. De esta forma si por ejemplo organizas o asistes a un evento puedes recoger las interacciones que se han producido en las distintas redes sociales de una forma ordenada, simple y visual. Y tú ¿has probado ya Storify? ¿qué usos le das para construir historias?