Skype y Hangouts: la videoconferencia está enchufada.

Skype y Hangouts: la videoconferencia está enchufada.

Skype y Hangouts: la videoconferencia está enchufada

A finales de abril se cumplía el cincuenta aniversario de la primera videoconferencia que tuvo lugar el 20 de abril de 1964 en la Feria Mundial de Queens. Así que aunque nos parezca que somos muy modernos al hablar y ver en imagen a cualquier persona a través de la pantalla pues no lo somos tanto, o no tanto como creíamos. Pero algo sí hay que admitir y es que en los últimos años la videoconferencia ha cobrado un gran protagonismo, está más enchufada que nunca y por ello Skype y Hangouts rivalizan por llevarse el mercado de calle.

En la actualidad los ritmos de trabajo han cambiado y las comunicaciones permiten romper la barrera de la distancia con tan solo un clic. Por este motivo las videoconferencias están cobrando tanta fuerza pues en el mismo tiempo que se invierte en una llamada de voz posibilitan ver a tu interlocutor que siempre es mucho más agradable y compartir una serie de tareas en línea que antes exigían muchos más pasos. Ya sea para hacer un trabajo del instituto o la universidad, para establecer una reunión de trabajo, para hacer entrevistas o para hacer una videoquedada entre amigos, estas aplicaciones gratuitas permiten a coste cero (coste económico, ya sabemos que en Internet no hay nada gratuito y que todo lo pagamos de sobra con nuestros datos personales pero eso da para otra serie de artículos) reunir a una serie de personas al mismo tiempo aunque estén a miles de kilómetros entre sí y compartir en línea documentos, archivos, fotos, vídeos…

Tanto Skype como Hangouts son dos software que permiten las comunicaciones mediante texto, voz y vídeo en Internet, lo que se conoce como VoIP.  Ambos ofrecen funcionalidades muy parecidas pero con matices. Si bien es cierto que Skype es más conocido e incluso usado para las conversaciones de tú a tú entre dos personas, el hecho de que hasta hace unos días las videollamadas grupales en Skype formaran parte de su servicio premium, ha permitido a Hangouts ganar un terreno importante en las comunicaciones entre varias personas. Ahora que ambas se equilibran en cuanto al servicio prestado gratuitamente es el momento de saber qué puntos fuertes tienen cada una de ellas.

Ambas aplicaciones son de fácil manejo, pueden usarse tanto en ordenadores como en dispositivos móviles y la calidad de audio e imagen es más que aceptable para ser un servicio gratuito, aunque hay que reconocer que al menos en las llamadas individuales entre dos personas la calidad de imagen de Skype, usando el mismo equipo informático, es mucho mayor que Hangouts. Cuando se van incrementando personas a la llamada grupal la calidad se resiente un poco.

Infografía comparativa Skype y Hangouts, aplicaciones de videollamadas.

¿Qué aporta Skype?

Skype pertenece a Microsoft y ofrece la posibilidad de hacer llamadas y videollamadas a través de su aplicación. A diferencia de Hangouts, que es totalmente gratuito, Skype sí dispone de un servicio Premium para poder hacer llamadas de voz a bajo coste a cualquier país del mundo desde la aplicación y ahora parte de sus servicios de pago, como las llamadas grupales o la posibilidad de compartir pantalla, han pasado a ser gratis.

Con el servicio gratuito Skype permite videollamadas grupales con hasta diez personas aunque tal y como recomiendan cinco sería el número máximo para obtener una buena calidad del servicio. Una vez que se inicia una llamada el panel de control con todas las herramientas disponibles, aparece en la parte inferior de la pantalla y desde ahí se puede activar o desactivar el chat de texto, el micrófono y la cámara web, se puede acceder a un panel con un menú de opciones avanzadas tales como tomar una foto, enviar archivos, enviar contactos, la opción de compartir pantalla o ventana y en este caso seleccionar qué parte de la ventana se comparte, añadir personas a la llamada y la opción de un teclado de marcado. Además de estas opciones, hay un menú para la parte más técnica que permite ajustar el micrófono, los altavoces, la cámara web, comprobar el equipo y la conexión.

¿Qué aporta Hangouts?

Hangouts está integrado en Google y es una aplicación disponible y gratuita para cualquier persona que disponga de una cuenta en el gigante informático y cuenta con la gran ventaja y que lo diferencia de cualquier posible competidor, que posibilita la emisión de las videollamadas de forma pública al estar perfectamente integrado con YouTube que también pertenece a Google. De esta forma uno puede elegir hacer videollamadas individuales o grupales en privado o en público con hasta un límite de diez personas y con una calidad de imagen aceptable y que no varía sean dos, cinco o con el límite de diez.

Hangouts también dispone en su interfaz con una serie de menús en los que controlar diferentes cosas, pero a diferencia de Skype las divide en dos barras: una lateral a la izquierda que está habilitada para las herramientas y funcionalidades (chat, compartir pantalla, hacer foto, hangouts toolbox, sala de control y la posibilidad de integrar varias aplicaciones más) y una barra más técnica en la parte superior central desde donde se controla añadir más gente, enceder/apagar el micrófono y la cámara, un menú para controlar la WebCam, los altavoces y el micrófono y la calidad de la imagen.

Algo que también diferencia a Hangouts de Skype, es la posibilidad de añadir varias aplicaciones a la interfaz básica lo que amplia y mucho los usos y utilidades que se le pueden dar a esta herramienta ideal para equipos de trabajo, estudiantes o personas que deben realizar proyectos colaborativos. Algunas de las aplicaciones que se pueden descargar para trabajar desde el mismo Hangout son: Google Drive, Symphonical un gestor y calendario de tareas muy recomendable, Slideshare, Cacoo, YouTube…

Otra cosa que diferencia a ambas aplicaciones son los contactos. Mientras que en Skype para conectar debes esperar a que la persona que recibe una invitación tuya para conectar la acepte, en Hangouts todo dependerá de los ajustes de privacidad que tenga cada persona en su cuenta de Google. Si la persona con la que quieres conectar tiene habilitado que cualquier persona pueda iniciar una conversación con ella entonces no necesitas que acepte la invitación para poder enviarle un mensaje a través del chat o lanzar una videollamada, otra cosa es que la persona que la reciba acabe aceptando seguir chateando contigo o abrir la videollamada pero no necesitas tenerla entre tus contactos/círculos para poder usar esta herramienta lo que abre y mucho el campo a establecer contactos con personas que tienen perfil en Google+ y con las que necesites conectar por diferentes motivos, ya sean profesionales o personales.

Con todas estas funcionalidades, da igual si usas Skype o Hangouts, o mucho mejor, ambas. Lo verdaderamente importante es que conozcas los usos que te permiten y los apliques en tu día a día ya que nunca fue tan fácil como ahora estar a un clic de abrirte al mundo de la videollamada como hicieron los pioneros allá por el año 1964 con el Picturephone.