La reforma de la ley en el comercio online

La reforma de la ley en el comercio online

La reforma de la Ley en el comercio online

BY freepick

BY freepick

Si tienes un sitio web dedicado a ofrecer y vender tus productos o servicios, te conviene saber que desde el pasado viernes 13 de junio está en vigor la reforma que de la Ley de Consumidores y Usuarios se aprobó en marzo. Con esta reforma se ha buscado dotar de una mayor transparencia y fiabilidad al comercio online. Por lo tanto, es importante darle un repaso a la página web y comprobar que se cumplen con todos los requisitos legales, para que nuestra única preocupación sea vender y no las sanciones o fallos de reputación que pueden dar al traste con el esfuerzo y dinero invertido.

Vamos a ver cuáles son las principales novedades que introduce la reforma de la ley en el comercio online:

  • La información al consumidor debe ser absolutamente clara, completa y comprensible, redactada en español. Se deberá describir ampliamente las características de los bienes y/o servicios ofertados, el proceso de compra, la duración del contrato y su forma de resolución en caso de que sea de duración indeterminada. El precio total que va a pagar el consumidor incluidos impuestos, tasas y cualquier otro gasto adicional. Se pondrá a disposición del consumidor un teléfono gratuito o cualquier otro medio para guiarle y aclararle las dudas en el proceso de compra. Y toda esta información se facilitará siempre con carácter previo. Es decir, quien esté interesado en contratar lo que ofertamos en nuestra tienda virtual, sabrá perfectamente cuales son las condiciones, obligaciones y derechos que aceptará si finalmente inicia la compra.
  • Se amplía a 14 días naturales el periodo en el que el consumidor puede resolver o cancelar el contrato. Quiere esto decir, que salvo contadas excepciones que se explican y justifican por la peculiar naturaleza de los productos o servicios comercializados, el comprador podrá devolver lo adquirido sin que le implique costo alguno, salvo que expresamente hubiera aceptado lo contrario, y el titular o empresario del e-commerce tendrá que reembolsarle el dinero satisfecho. Es muy importante que en nuestro sitio web se recoja clara y expresamente este derecho de desistimiento y el plazo de 14 días, porque de lo contrario, el comprador contaría con todo un año para cancelar el contrato y solicitar la devolución de su dinero.
  • El plazo de entrega de la mercancía si no existe acuerdo previo que marque uno distinto será de 30 días naturales a partir de la celebración del contrato. Normalmente se establecen plazos más cortos, pero si no se dice nada esos 30 días serían el plazo máximo en el que el vendedor debe cumplir con la entrega.
  • El servicio de Atención al Cliente debe ser rápido y eficiente y por supuesto,  se acabaron los costes de tarificación especial como las líneas 902, la ley obliga a que si se pone un servicio de atención telefónica la tarifa sea la básica. Habrá que remitirle al cliente mediante una constancia escrita por SMS o mail confirmación de recepción de cualquier queja que plantee.

En conclusión, podemos decir que es más que aconsejable hacerle una ITV a nuestra tienda virtual y ver si cumple con la Ley de Consumidores y Usuarios en su versión reformada, con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y con la Ley Orgánica de Protección de Datos, que son en principio y generalizando las normas básicas que afectan a todo sitio de e-commerce.  En este post anterior hablaba de este tema.