PaellaEmoji, marketing de guerrilla made in Valencia

PaellaEmoji, marketing de guerrilla made in Valencia

#PaellaEmoji, marketing de guerrilla made in Valencia

Hoy en día no hay mejor marca que aquella que entiende los medios sociales y los usa de manera ingeniosa para llegar al público impactando en los valores más arraigados, en las raíces emocionales y haciendo diana a la vez en sus propios valores como marca. Y esto lo ha conseguido de manera francamente brillante y creativa arroz La Fallera gracias a abrazar para dar impulso a la campaña PaellaEmoji.

PaellaEmoji es una campaña reivindicativa que busca la inclusión del emoji de la paella en WhatsApp, un símbolo de los valencianos, y por extensión de todos los españoles, que va más allá de representar un plato típico ya que la paella  lleva implícitos en sí muchos valores tales como la amistad, la familia, el trabajo en equipo durante su elaboración o la connotación festiva que siempre la envuelve. Tener el símbolo de la paella en una aplicación de mensajería instantánea utilizada por millones de personas, implica abrir la marca Valencia, e indirectamente la marca España, a todo el mundo de una forma sublime. Hoy en día los emojis son una de las bases sobre la que se construye la comunicación digital y depositar este símbolo al alcance de todos puede ser todo un revulsivo económico y desde luego social.

La historia de la campaña PaellaEmoji

Para entender esta historia presentada como un caso de éxito en las redes sociales gracias a una genial campaña combinada de branding y marketing de guerrilla, hace falta ir desgranando todo para completar la historia o en este caso la paella.

El pasado mes de diciembre surgió el embrión de esta campaña. El humorista, guionista y presentador valenciano Eugeni Alemany lanzó un grito espontáneo en defensa de la inclusión de la paella en WhatsApp durante la celebración de la II entrega de premios de Wikipaella, una asociación en defensa de la auténtica paella valenciana. Ese fue el detonante para la puesta en marcha de una campaña que nació como PaellaEmoticon y que fue creciendo día tras día al calor de las redes sociales, que fue contando con el apoyo de más y más personas que se unían a la reivindicación hasta el punto de iniciarse una campaña de recogida de firmas en la plataforma Change.org  que animo a leer pues no tiene desperdicio ni el tono y ni la forma.

Hasta aquí la historia podría pasar medianamente desapercibida como uno de tantos intentos de llamar la atención en redes sociales con peticiones de todos los colores. Pero no, esta historia es diferente.

Si algo caracteriza a la campaña PaellaEmoji para presentarla como un caso de éxito es porque una marca practicó lo que se denomina escucha activa en redes sociales y decidió, con gran acierto, dar su apoyo a esta iniciativa logrando un impacto en su marca impresionante. Gracias a la entrada en escena de arroz La Fallera la campaña giró 180 grados para traspasar fronteras y conseguir que una marca que hace apenas un mes no tenía presencia en la red social Twitter, en estos momentos supere los 2.000 seguidores o que uno de sus vídeos en Facebook supere las 100.000 reproducciones, eso sin hablar del impresionante engagement que como marca ha logrado en tan solo unos días al aliarse a una campaña impulsada por la gente, defender una causa que provoca entusiasmo colectivo y de paso representar un plato cuyo ingrediente principal es justamente su producto. Una jugada redonda como una paella.

El caso es que el departamento de marketing de esta empresa valenciana de arroces un buen día decidió entrar en Twitter para brindar su apoyo a Eugeni Alemany por la campaña y el resultado fue espectacular, incluso para ellos mismos. Es palpable que todavía están asumiendo la rapidez con la que se ha desencadenado todo y es que ni su página web oficial recoge la gran aventura y campaña que están llevando a cabo, lo que denota que lo han hecho todo más de forma espontánea y dando buenos pasos en las redes sociales, que de forma estratégicamente planificada.

Así de sencillo, con un “¿qué podemos hacer para que la campaña sea un éxito?’” la marca entró en juego y cogió el tuit-guante lanzado con humor por Eugeni Alemany No sé, me podríais enviar a Silicon Valley para hablar con Tim Cook con todo pagado, claro. Dicho y hecho. La marca jugo las mejores bazas posibles y preparó en tiempo récord los billetes para viajar a San Francisco junto a Eugeni a la sede de WhatsApp con los deberes hechos: una cita concertada en Silicon Valley, el emoji que ilustra este artículo y que representa la propuesta cumpliendo todos los requisitos de diseño exigidos por la empresa encargada de hacer los emojis de dicha aplicación y que sin duda simboliza la verdadera paella valenciana hecha con pollo, conejo, judías verdes, garrofón y como no, arroz.

Por el coste de unos billetes de avión y la estancia de una semana en Silicon Valley, arroces La Fallera se ha metido con su marketing de guerrilla a los valencianos dispersos por todo el mundo en el bolsillo consiguiendo un impacto de más de un millón de personas en Twitter y ser Trending Topic nada más anunciarse la aventura americana.

Desde ese preciso momento se lanzó un llamamiento para que todo el mundo usara el hashtag #PaellaEmoji en todas las redes sociales para que el eco de esta campaña sonara con fuerza en EE.UU. ante la cita y se animó a seguir las aventuras día tras días en tierras americanas. Para ello tanto el humorista como la marca han echado mano del ingenio para salpicar sus cuentas de Twitter, Facebook e Instagram con imágenes y sobre todo vídeos, en valenciano y en castellano, que han mantenido atados a las redes a miles y miles de personas en todo el mundo ante esta campaña y han movilizado a los valencianos asentados en San Francisco y alrededores durante su estancia haciendo la campaña lo más global posible.

¿Se ha conseguido el PaellaEmoji?

El plato fuerte de esta campaña es que a día de hoy se mantiene en secreto el éxito o el fracaso de la reunión en Silicon Valley y mientras se canaliza de manera inteligente que todas las miradas se dirijan a las redes sociales de la marca y especialmente a su canal de YouTube donde se anuncia que ‘en los próximos días‘ subirán un vídeo resumen del viaje y anunciarán públicamente el resultado.

¿Habrán conseguido finalmente la PaellaEmoji en el WhatsApp? Lo sabremos en breve, pero lo que sí es seguro es que esta marca de arroz se ha metido en el imaginario colectivo de miles de personas que luchan por un símbolo cuya base principal es el producto que la marca vende así que como se puede leer en las redes ¿cuál es el arroz que comprarán ahora? El que les ha hecho sentir que un sueño es posible y es por eso que esta historia acabe como acabe -y nos imaginamos el feliz desenlace y más ante la proximidad de las Fallas- es que arroces La Fallera junto a Eugeni Alemany, han conseguido formar el tándem perfecto para decir que esta campaña en redes sociales es simplemente un caso de éxito de branding y marketing de guerrilla y para muestra os compartimos el vídeo de la llegada a la sede de WhatsApp, todo un vídeo viral al ritmo de Paquito el chocolatero.