Netiqueta: derrocha buena educación online

Netiqueta: derrocha buena educación online

Netiqueta: derrocha buena educación online

En tus movimientos en la red como en la vida misma, tienes que demostrar educación y buenos modales. ¿Qué por qué? Pues porque ya lo dice el refrán “cortesía de sombrero, hace amistades y no cuesta dinero” y moverse en el mundo online no debe ser diferente a hacerlo en la vida real.

A ese conjunto de normas de cortesía consensuadas por los internautas se le llama netiqueta. Es un neologismo que tiene su origen en la palabra francesa “etiquette” (etiqueta) y en la inglesa “net” (red) y aunque todavía no está recogido por el DRAE, sí aparece en la Ortografía académica y su uso es habitual, según Fundeu.

En un mundo cada vez más tecnológico, conectado y online, el empleo de la netiqueta en nuestras relaciones diarias entre usuario y usuario no es un tema menor. Enviar o responder un mail, contestar un comentario en las redes sociales, participar en un hilo en un foro, grupo o comunidad o comunicarse por chat de manera formal, es básico si entre tanta maraña de comunicaciones y mensajes cruzados quieres causar una buena impresión, reforzar con tu comunicación online tu marca personal o simplemente si quieres que en la red a ti también te traten de manera educada. En este enlace de Pantallas Amigas puedes ver algunos consejos de netiqueta enfocados a los más jóvenes http://www.netiquetate.com/ totalmente aplicables a cualquiera que se mueva en la red.

 Infografia Netiqueta: normas de educación online

Reglas básicas de netiqueta

Visto que es un tema importante, ratón en mano, vamos a hacer un repaso por las reglas de netiqueta básicas que no deberías descuidar nunca en la red. No son de obligado cumplimiento, pero seguirlas hará más fácil tu vida digital y te hará más humano dentro del código binario y la World Wide Web.

1. Porque en el mundo todos somos anónimos mientras haya una persona que no sepa quienes somos, preséntate y di quién eres. Siempre que te comuniques por correo electrónico hazlo de manera personal, aporta tu nombre y tus datos e identifícate para que sepan quién eres y cómo localizarte.

Si tienes presencia en las redes sociales en cuentas personales que no representan a una marca, no te escondas bajo avatares misteriosos y personaliza tu perfil para que la gente sepa a quién se dirige. ¿A quién le gusta hablar con alguien oculto en un cascarón? Pues eso. Hay que salir del huevo o cambiar los perfiles por defecto creados en las redes sociales y personalizarlo con nuestros datos e imágenes. Ocultarse en la vida offline causa recelos, pues en la vida online sucede lo mismo.

2. Trata a la gente con educación, saluda y siempre que puedas dirígete a la persona por su nombre. El ritmo frenético nos lleva a intentar mecanizar muchas de las acciones que se realizan en la red, pero eso nunca se podrá comparar a un trato personalizado. ¿A quién no le gusta recibir un correo o un mensaje privado en las redes sociales personalizado con su nombre en lugar de un correo o mensaje escrito para autómatas sin distinción? La opción personalizada siempre despertará mucha más empatía.

3.  Los insultos nunca abren ninguna puerta así que en ese aspecto ya está todo dicho. Desde el mismo momento en que lanzas algo a Internet pierdes el control sobre ello, por eso es conveniente pensar dos veces lo que se va a publicar para no ofender a nadie y menos en un mundo tan globalizado.

4. Cuida la ortografía y la gramática siempre y más en un contexto formal. Presta especial atención a tu escritura en las redes sociales, la limitación de caracteres nunca debe ser justificación para saltarse las normas. Recuerda:

“escrivir vien dice muxo de ti, así ke presta muxa hatención a tu hortografía y jramática”

¿Lo ves? Puede que escribiendo así llames la atención, pero nunca será para bien incluso si lo haces como un reclamo. Un fallo escribiendo lo tenemos cualquiera y eso no significa que haya que sacar ‘el dedo acusador’ al mínimo descuido, pero una cosa es eso y otra escribir siempre dándole patadas indiscriminadas al diccionario.

5. No escribas en mayúsculas salvo cuando sea necesario. En Internet el uso de las palabras en mayúsculas es sinónimo a estar gritando y al igual que en la vida offline a nadie le gusta que le hablen a gritos constantemente, en la red sucede lo mismo. Restringe el uso de las mayúsculas para aquellas ocasiones en las que lo consideres necesario y tampoco abuses de intercalar minúsculas, mayúsculas o hacer una explosión de letras de mil colores porque eso dificulta y mucho su lectura. ¿Lo HaS ENTENDIDO?

6. Respeta el tiempo de los demás. Si tu tiempo es limitado y siempre estás buscando medidas o trucos para ser más productivo, piensa que a los demás le sucede lo mismo Por ejemplo, a la hora de escribir un correo debes centrarte y evitar escribir demasiada información suplementaria, para literatura la gente ya elige sus propios libros, así que ayuda que resaltes con letra en negrita aquello más importante y que no te andes por las ramas. En redes sociales también ayuda a ser respetado que se responda a las preguntas, comentarios y consultas siempre que sea posible y a la mayor brevedad posible, eso no quiere decir que a todo el que lo solicite lo tengas que incluir en tu grupo de amigos, en tus círculos o seguidores. No hacerlo no se entenderá como de mala educación, ser selectivo en la vida en muchas ocasiones es bueno.

7. Hablando de respetar nunca olvides el respeto por la privacidad de los demás. Si alguien no quiere que se publique alguna cosa, no quiere que se le etiquete en publicaciones o fotografías o ha compartido algo de forma privada contigo, no te lo saltes a la primera de cambio y lo difundas sin su permiso. Respétalo, pregúntale y su respuesta es no, no difundas algo de los demás porque el siguiente en verse en esa situaación puedes ser tú.

8. Usa emoticones para expresar tus emociones aunque sin abusar. La comunicación online no puede sustituir a la comunicación verbal y en persona en cuanto a número de matices e impresiones a la hora de comunicar algo. Por escrito siempre es mucho más fácil malinterpretar mensajes y por eso los emoticones (secuencias de caracteres que representan una cara humana y diferentes estados de ánimo y emociones) te pueden ayudar a la hora de matizar por escrito tus mensajes.

Y no puedo terminar este recorrido por las normas básicas de la netiqueta sin recordar las dos cosas más importantes:

9. La regla más importante dentro de la netiqueta: la paciencia. Todos no llegamos a Internet al mismo tiempo ni con los mismos conocimientos, así que toca tener paciencia con la gente más inexperta y brindarle nuestra ayuda siempre que sea posible porque así gana la comunidad y ganamos todos.

10. La palabra más importante dentro de la netiqueta: gracias. Es una palabra que existe en cualquier idioma del mundo y que abre puertas. Así que no te prives y úsala a menudo. Verás como tu comunicación online y también la offline mejora.

Ya dispones de este decálogo con las normas básicas de educación online, ahora toca que demuestres que las apliques para ser neteducado.